Programa de Manejo de Isla Espíritu Santo debe ser inclusivo: pescadores

Varios sectores con interés en la ANP están conformando un subconsejo y preparando una propuesta de programa de manejo.
single

Los sectores de pesca ribereña y deportiva temen ser excluidos o marginados en la actualización del programa de manejo del Parque Nacional Zona Marina Archipiélago Espíritu Santo (PNZMAES), en Baja California Sur, al noroeste de México. Como ellos hay otros sectores inconformes, por lo que se organiza un subconsejo para realizar una propuesta de programa.

Los pescadores se encuentran preocupados por la forma en la que se ha llevado el proceso de actualización del programa y los mensajes difundidos por la Campaña Espíritu Santo es Parte de Ti, impulsada por la Cooperativa de Buceo, Apnea y Turismo Marino (Cobatmar) de La Paz, que proponen la ampliación de la zona de no pesca dentro del Área Natural Protegida (ANP) y la reconversión de los pescadores a actividades turísticas.

Los pescadores se asumen como usuarios legítimos y defensores del PNZMAES ya que este se creó con el apoyo e interés del sector pesquero (deportivo y comercial) para excluir la pesca de arrastre (camaroneros), ordenar las actividades pesqueras, prevenir la pesca ilegal y fortalecer a los pescadores locales, indica un comunicado que lanzó la Asociación de Pesca Deportiva y la Federación de Cooperativas Pesqueras (Fedecoop) Zona Centro.

Por otro lado, el argumento de la campaña Espíritu Santo es Parte de Ti es ampliar la zona de no pesca y proponer la reconversión de los pescadores a actividades turísticas con el fin de detener la reducción de la biodiversidad y biomasa en el Golfo de California, fenómenos reflejados en los datos del monitoreo coordinado por el Programa Marino del Golfo de California.

No obstante, la información del Área Natural Protegida tiene importantes matices. Héctor Reyes Bonilla, profesor investigador de la Universidad Autónoma de California Sur (UABCS), ha monitoreado el PNZMAES desde 2005 y durante ese tiempo señala que ha habido un aumento de la cobertura de coral, un fondo marino estable, y que sí ha habido una disminución de peces arrecifales, pero un aumento de la biomasa.

“Hemos visto una disminución en la abundancia, cada vez hay menos peces, pero si ves la biomasa que es el otro indicador, está subiendo. Lo que tenemos es que son cada vez menos pescaditos pero más grandes y es una cuestión muy buena porque como la pesca está bien controlada, entonces son cada vez más grandes, cuando tienes un pez más grande pues entonces comen más”, señaló Reyes.

Reconoció que hay especies que han disminuido pero esto se lo atribuye a la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada en la ANP, ya que es usual que ingresen personas en la noche a pistolear pez perico o a extraer pepino de mar.

Para combatir esto, los propios pescadores proponen que lo que se recauda por cobro de derechos en la ANP sea utilizado para realizar una vigilancia más efectiva y un combate a la pesca ilegal, acompañado de acciones de concientización sobre el cuidado de los recursos marinos, campañas de información sobre las sanciones que se pueden llegar a imponer y las amenazas al ecosistema que implica la pesca furtiva, enlista el comunicado. 

Actualmente las ANP tienen 10.7 pesos por hectárea para su manejo y conservación de acuerdo con lo asignado a la Conanp en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2024.

Otra problemática que ha identificado Reyes es que no existen registros y estudios sobre los impactos de la pesca deportiva en la ANP por lo que hace falta más información para establecer una correcta regulación.

“Con la pesca deportiva, no es que sea mala ni buena, sino es que no sabemos. La pesca deportiva la maneja Conapesca que simplemente da un permiso donde dicen cuántos peces pueden sacar, pero no preguntan si lo sacaste o no. Queda totalmente a la conciencia del pescador. Muchos pescadores sí lo respetan, pero se ha visto en internet que salen personas con 17 dorados de Espíritu Santo, eso es ilegal a todas luces. Y el problema es que ni siquiera como sector de pesca deportiva tienen los datos. Puede que lo estén haciendo perfectamente dentro de la ley, pero no saben cuánto sacan. Al menos no han dado la información al área protegida o a los investigadores. Entonces, en esas condiciones están en una posición muy débil para argumentar”, señaló Reyes.

El Plan de Manejo vigente incluye zonas núcleos de no pesca, pero también hay zonas donde se puede hacer pesca ribereña. Para Reyes, la pesca debe mantenerse en la ANP en el nuevo programa de manejo como una actividad con un fuerte valor económico y  también cultural, sin embargo, la misma necesita regularse.

“Se tiene que mantener la actividad pesquera, en parte por una cuestión cultural. En el programa de manejo vigente hay muchas restricciones como no usar chinchorros, palangres, etcétera. Aunque haya una superficie muy grande del área donde se puede pescar, la pesca no es completamente libre, está restringida por el tipo de arte de pesca. Uno de los problemas que hay ahorita es que se están usando trampas, al menos el programa no dice que no las puedes usar porque es un programa de hace muchos años y sí ha causado problemas. Entonces es muy probable que en el plan de manejo que va a salir haya una restricción al uso de trampas en ciertos lugares o en toda la isla. Pero es solo un arte de pesca, no es que vayan a sacar a los que tiran anzuelo”, señaló Reyes.

Gobernanza y actualización del plan de manejo

El PNZMES es parte de la lista verde de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), una certificación internacional que reconoce a áreas protegidas con modelos fuertes de gestión con efectos en la conservación de la naturaleza y beneficios para la gente.

“El éxito del manejo de un área protegida no lo define nada más la situación del ecosistema. El manejo tiene un montón de componentes y en este caso, la lista verde toma en cuenta partes como la gobernanza, qué tanto, por ejemplo, existe un consejo asesor, qué tanto cambian las comunidades biológicas, qué tanto hay un aporte económico para el desarrollo de la ciudad y qué tantos instrumentos jurídicos hay que permitan que las cosas funcionen. Es una cosa mucho más grande que nada más ir a contar pescados”, señaló Reyes.

Además, asegura que este principio de gobernanza ha guiado siempre la toma de decisiones respecto a la ANP desde su creación y que el proceso de actualización del Programa de Manejo no fue la excepción, por lo tanto, lo que resulte del proceso no será resultado de una decisión unilateral, sino de una serie de reuniones con diferentes sectores.

Sin embargo, en su comunicado, los pescadores ribereños y deportivos señalan que el proceso ha sido opaco y se ha contaminado por versiones que pretenden excluir a la pesca deportiva y marginar a la pesca comercial sin fundamentos técnicos ni legales.

Yolanda Cortés López, presidente del Consejo Asesor del PNZMAES, señaló que se está conformando un subconsejo, un órgano de consulta y de opinión conformado jurídicamente para asesorar al Consejo Asesor y que está establecido en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGPA), para crear una propuesta de Programa de Manejo que incluya a todos los sectores y esté fundado en estudios técnicos y legales.

“Queremos ser propositivos, por eso la intención de todos los prestadores, empresarios y gente que estamos en el consejo es hacer mesas de trabajo en el subconsejo para generar un plan de manejo óptimo, acorde a la necesidad y a la realidad, en donde se incluyan todos, no se excluya a nadie, no se sobreregulen y se prohíban y se limite por las apreciaciones o criterios de una persona cuando la ley dice que tiene que ser con un estudio justificado técnico. Me gustaría invitar a todos los que tienen injerencia en la isla, ya sea económica o recreativa, como los paceños, a que se sumen al conocimiento de lo que se debe modificar y que no. Queremos ser propositivos y generar un plan de manejo óptimo para todos incluyente”, señaló Cortéz.

Para ella el programa de manejo debería incluir a todas las personas y ser transparente para que cuando sea sometido a la consulta pública sea un documento consensuado y tenga éxito.

Para este artículo se solicitó entrevista a la Dra. Irma González López, directora del Parque Nacional Espíritu Santo, sin embargo, hasta el momento de la publicación no se obtuvo respuesta. 

Escrito por

Daniela Reyes

Comentarios (0)

Notas relacionadas

Causanatura Media

A través del periodismo de investigación reafirmamos nuestro compromiso con el derecho humano a la información